Prótesis de Rodilla en Lima

Traumatólogo Especialista en Rodilla en Lima

¿Cómo es la operación de una prótesis de rodilla?

¿Qué es una operación de prótesis de rodilla?

La Prótesis de rodilla, también llamada artroplastia de rodilla o reemplazo total de rodilla, es un procedimiento quirúrgico para reconstruir una rodilla dañada por la artritis, o lesiones severas. Se utilizan piezas de metal y plástico para cubrir los extremos de los huesos que forman la articulación de la rodilla, junto con la rótula. Esta cirugía puede considerarse para alguien que tenga artritis grave o una lesión grave de rodilla.


Hay varios tipos de artritis que pueden afectar a la articulación de la rodilla. La osteoartritis, una enfermedad articular degenerativa que afecta sobre todo a los adultos de mediana edad y a los mayores, puede provocar la ruptura del cartílago articular y del hueso adyacente en las rodillas. La artritis reumatoide, que provoca la inflamación de la membrana sinovial y da lugar a un exceso de líquido sinovial, puede provocar dolor y rigidez. La artritis traumática, debida a una lesión, puede causar daños en el cartílago de la rodilla.


El objetivo de la cirugía de prótesis de rodilla es reconstruir las partes de la articulación de la rodilla que se han dañado y aliviar el dolor de rodilla que no se puede controlar con otros tratamientos.

Motivos del procedimiento

La cirugía de prótesis de rodilla es un tratamiento para el dolor y la discapacidad en la rodilla. La afección más común que da lugar a la necesidad de una operación de sustitución de rodilla es la artrosis.


La osteoartritis se caracteriza por la degradación del cartílago articular. Los daños en el cartílago y los huesos limitan el movimiento y pueden causar dolor. Las personas con una enfermedad articular degenerativa grave pueden ser incapaces de realizar actividades normales que impliquen doblar la rodilla, como caminar o subir escaleras, porque son dolorosas. La rodilla puede hincharse o «ceder» porque la articulación no es estable.


Otras formas de artritis, como la artritis reumatoide y la artritis resultante de una lesión de rodilla, también pueden provocar la degeneración de la articulación de la rodilla. Además, las fracturas, la rotura de cartílago y/o la rotura de ligamentos pueden provocar daños irreversibles en la articulación de la rodilla.

Si los tratamientos médicos no son satisfactorios, la cirugía de sustitución de rodilla puede ser un tratamiento eficaz. Algunos tratamientos médicos para la enfermedad articular degenerativa pueden incluir, entre otros.


Puede haber otras razones para que su médico le recomiende una operación de prótesis de rodilla.

Traumatólogo Especialista en Rodilla en Lima

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de hacer cualquier pregunta que pueda tener sobre el mismo.

 

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento que da su permiso para realizar el procedimiento. Lea atentamente el formulario y pregunte si algo no está claro.
 
  • Además de un historial médico completo, su médico puede realizar un examen físico completo para asegurarse de que usted está en buena salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que se le realicen análisis de sangre u otras pruebas diagnósticas.
 
  • Notifique a su médico si es sensible o alérgico a algún medicamento, al látex, a la cinta adhesiva y a los agentes anestésicos (locales y generales).
 
  • Notifique a su médico todos los medicamentos (recetados y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.
 
  • Notifique a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando algún medicamento anticoagulante (diluyente de la sangre), aspirina u otros medicamentos que afecten a la coagulación de la sangre. Puede ser necesario que deje de tomar estos medicamentos antes de la intervención.
 
  • Si está embarazada o sospecha que lo está, debe informar a su médico.
 
  • Se le pedirá que esté en ayunas durante ocho horas antes del procedimiento, generalmente después de la medianoche.
 
  • Puede recibir un sedante antes del procedimiento para ayudarle a relajarse.
 
  • Es posible que se reúna con un fisioterapeuta antes de la intervención para hablar de la rehabilitación.
 
  • Organice que alguien le ayude en casa durante una o dos semanas después de recibir el alta del hospital.
 
  • En función de su estado de salud, su médico puede solicitarle otros preparativos específicos.

Después del procedimiento

En el hospital:

Después de la operación, le llevarán a la sala de recuperación para que esté en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y usted esté alerta, se le llevará a su habitación del hospital. La operación de prótesis de rodilla suele requerir una estancia en el hospital de varios días.

 

Es importante empezar a mover la nueva articulación después de la cirugía. Un fisioterapeuta se reunirá con usted poco después de la operación y planificará un programa de ejercicios para usted. Se puede utilizar una máquina de movimiento pasivo continuo (MPC) para comenzar la fisioterapia. Esta máquina mueve la nueva articulación de la rodilla a través de su rango de movimiento mientras usted descansa en la cama. Su dolor se controlará con medicación para que pueda participar en el ejercicio. Se le dará un plan de ejercicios que deberá seguir tanto en el hospital como después del alta.

 

Será dado de alta en su casa o en un centro de rehabilitación. En cualquiera de los dos casos, su médico dispondrá la continuación de la fisioterapia hasta que recupere la fuerza muscular y una buena amplitud de movimiento.

 

En la casa

Una vez en casa, es importante mantener la zona quirúrgica limpia y seca. Su médico le dará instrucciones específicas para el baño. Los puntos de sutura o las grapas quirúrgicas se retirarán durante una visita de seguimiento a la consulta.

 

Para ayudar a reducir la hinchazón, es posible que le pidan que eleve la pierna o aplique hielo en la rodilla.

 

Tome un analgésico para el dolor según le recomiende su médico. La aspirina o algunos otros analgésicos pueden aumentar la posibilidad de hemorragia.

Asegúrese de tomar sólo los medicamentos recomendados.

 

Notifique a su médico para que le informe de cualquiera de las siguientes situaciones:

 

  • Fiebre
  • Enrojecimiento, hinchazón, hemorragia u otras secreciones en el lugar de la incisión
  • Aumento del dolor alrededor del lugar de la incisión

Puede reanudar su dieta normal a menos que su médico le aconseje lo contrario.

No debe conducir hasta que su médico se lo indique. Pueden aplicarse otras restricciones de actividad. La recuperación total de la operación puede llevar varios meses.

 

Es importante que evite las caídas después de la operación de prótesis de rodilla, porque una caída puede dañar la nueva articulación. Su terapeuta puede recomendarle un dispositivo de asistencia (bastón o andador) para ayudarle a caminar hasta que mejore su fuerza y equilibrio.

 

Hacer ciertas modificaciones en su casa puede ayudarle durante su recuperación. Estas modificaciones incluyen, entre otras, las siguientes

 

  • Barandillas adecuadas en todas las escaleras
  • Barandillas de seguridad en la ducha o la bañera
  • Banco o silla de ducha
  • Asiento de inodoro elevado
  • Esponja de mango largo y manguera de ducha
  • Bastón para vestirse
  • Ayuda para los calcetines
  • Calzador de mango largo
  • Palo para agarrar objetos
  • Retirar alfombras y cables eléctricos sueltos que puedan hacerle tropezar
  • Evitar subir escaleras hasta que lo recomiende su médico

Su médico puede darle instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, dependiendo de su situación particular.

Call Now ButtonEmergencias y Citas